TESTIMONIOS 1

TESTIMONIOS

En la consulta de un logopeda, un niño toma un peinado de chico, cejas, ojos, los pone sobre la pizarra magnética y luego toma otro peinado de chico, otro par de cejas y otro par de ojos y los pone justo debajo. Lo hace una tercera vez y entonces dice que ha terminado. El logopeda le pregunta:

“¿Estás seguro de haber terminado las caras? ¿No te falta algo? ¿Las bocas, las narices?”, a lo que el niño responde que “¡Ah, no! ¡Están uno detrás de otro, escondidos en un tonel!”.